Etiquetas

Adivinanzas (1) Ajos (53) Anécdotas (1) Antropología médica (2) Arqueología (1) Artículos en otros medios (4) Artículos en Pedroñeras 30 Días (71) Aviador Laureado Félix Martínez (7) Basura Espacial (9) Belmonte - por Miguel Ángel Vellisco (120) Bodegas antiguas (1) Calendarios (1) CALLEJERO (14) Cancionero (56) Carlos Martínez Rubio (1) Censo - Población (20) Chozos (3) Creencias pedroñeras (2) Cuentos y chascarrillos (4) Curiosidades (29) El rincón de Teresa (20) Entrevistas (11) Fiestas (13) Folclore (2) Folclore infantil (29) Fósiles en Pedroñeras (1) Foto semanal (11) Fotografías y postales (49) Fotos del Lugar (6) Guerra Civil (10) Habla pedroñera (74) Historia pedroñera (137) Huertas pedroñeras (6) I.E.S. Fray Luis de León (6) Iglesias y ermitas de nuestro pueblo (10) Instituto (1) Inundaciones en Las Pedroñeras (7) Julián Escudero Picazo. (10) La sección de Fabián (164) Libros (1) Libros de las fiestas (6) Libros sobre Pedroñeras (53) Literatura sobre Pedroñeras (36) Lugares emblemáticos (1) Mapas (3) Mata Hermosa (3) Memorias (18) Microrrelatos (9) Miscelánea (8) Mojones (3) Molinos (1) Motes de Pedroñeras (10) Museo del labrador (10) Naturaleza de nuestra Mancha (3) Naturaleza en Pedroñeras (2) Neruda (1) Noticias Pedroñeras (16) Origen del nombre de Pedroñeras (3) Paisajes pedroñeros (1) Palabra de Saturio (4) Patrimonio pedroñero (16) Pedroñeras fuera del pueblo (1) Personajes famosos (33) Platos típicos (2) Pluviometría de Pedroñeras (45) Pregón de las fiestas (2) Pregones (1) Prensa histórica-Noticias históricas (57) Prensa y revistas (3) Promoción (1) Quinta 69 (2) Quintas (2) Recetas pedroñeras (4) Refranes con ajo (1) Relaciones de Felipe II (1575) (8) Relatos (2) Reportajes fotográficos (7) Riada del 2009 (1) Rutas pedroñeras (1) Santiaguillo (4) Tesis Mª Pilar Martín Alonso (9) Toponimia (71) Usos y costumbres pedroñeras (14) Varios (9) Viajecetes (3) Vídeos (2) Virgen de la Cuesta (6)

domingo, 2 de abril de 2017

Ana de Aliende, Monja concepcionista de Belmonte

Monasterio de monjas Concepcionistas de Belmonte


Miguel Ángel Vellisco Bueno





En el libro Historia de las personas Ilustres y Notables en Santidad de la Santa provincia de Cartagena de la Orden de  Nuestro Padre Seraphico  San francisco (de Fray Francisco  de Sosa, de 1617), se incluye un corto relato la vida de una de las primeras  monjas que habitaron en el convento de la Concepción de la Villa de Belmonte, llamada Ana de Aliende.


            Este monasterio fue erigido y fundado por el belmonteño don Alonso Severo, en el año 1584.

Ana de Aliende era natural de Belmonte. Vivió y murió santamente en este convento.

Fue muy dada a las penitencias, las que la debilitaron tanto que vino a morir a los veintitrés años, siendo la primera que se enterró en la bóveda, y primer entierro de aquel convento.

Cuando murió esta religiosa, se hallaron en una arquilla dos disciplinas y una carta firmada con su nombre, que decía de esta manera: “Yo, Ana de Aliende, monja profefa defte fanto convento de la Concepción de Belmonte, digo q holgara mucho haber nacido antes para fervir a un Dios que tanto merece fer fervido, y q me peffa en el alma de lo q le he dexado de fervir. Y que la profefión q hice, me huelgo y me regozijo de averla hecho. Y q aora de nueuo la torno hazer. Y prometo, y Juro guardarla  todo quanto yo pudiere, y mis fuerzas alcanzaren, y más: Que de nueuo aora añado a la pobreza q prometí, de no tener en todo mi poder valor de vn quarto, ni tocar la moneda con la mano, como mi padre Fan Francifco lo manda a sus frayles. Lo cual juro y prometo asi Dios me ayude”.

Años después de su muerte, entró un oficial en la bóveda donde estaba enterrada, el cual afirmó, al salir, haber advertido un agradable olor y fragancia, y observado que los restos de la monja se encontraban en muy buen estado, lo que le causó admiración.




Por esta razón, se atrevió a hurtar la calavera de esta sierva de Cristo, convencido de que podría ser una extraordinaria reliquia.

Pero al confesar su acción con un padre de la compañía de Jesús, de esta población, este le mandó que la restituyera a su lugar.

El autor  del libro sobre este caso escribió sobre ella: “Si deftos villetes fe hallafen entre las monjas, otro pelo tendría fus almas. De la gloriofífima Virgen y mártyr Fanta Cecilia, canta la Iglefia que continuamente  troya en fu pecho un billete, como por pítima de fu corazón. Pero era el Evangelio de Chrifto. Efte al villete fería razón traer las monjas en el pecho de su fagrado Efposo y devoto Iesús, como Fanta Cecilia. Y Fino en el  arca como efta devota monja. Pero cada qual trae como quien es: Y aún tal fin tendrá. Quien le enseño dezir a efte Ángel en confirmación de fu proteftación y juramento, afsí Dios me ayude. Cierto no otro fino Dios. Veamos la forma coqel recibe juramento a los Emperadores, Reyes, Duques, Marquefes, Capitanes, Alcaydes y otros muchos (como fe trata en el Pontifical) y acaba con eftas palabras: Sic Deus me adiuvet. Los fiervos de Dios todo lo fabe y nada ignora de lo q les importa Faber. Que de lo que no, antes prefumen y hazen chriftiana gala de fer y parezer ignorates. Fue devotífima de la Pasión de Chrifto: Y afsí quifo el Señor llevarla el viernes. Murió año de 1587”.

Vna cofa le aconteció bien rara y de notar: Y fue que haziendo un carpintero vn ataúd para baxar las monjas difuntas desde la enfermería hafta la fepultura después de hecho,  fe hecho en él, y dixo: Yo pienso con el favor de Nuestro Señor eftrenarlo. Y fue afsí.  Con tal vida y muerte es muy cierta cofa (por la divina clemencia y misericordia) que efta vendita monja defcansa en el Señor”.


Miguel Ángel Vellisco Bueno

No hay comentarios:

Publicar un comentario