Etiquetas

Adivinanzas (1) Ajos (55) Anécdotas (1) Antropología médica (2) Arqueología (1) Artículos en otros medios (4) Artículos en Pedroñeras 30 Días (71) Aviador Laureado Félix Martínez (7) Basura Espacial (9) Belmonte - por Miguel Ángel Vellisco (120) Bodegas antiguas (1) Calendarios (1) CALLEJERO (14) Cancionero (56) Carlos Martínez Rubio (1) Censo - Población (20) Chozos (3) Creencias pedroñeras (3) Cuentos y chascarrillos (4) Curiosidades (31) El rincón de Teresa (20) Entrevistas (11) Fiestas (17) Folclore (2) Folclore infantil (30) Fósiles en Pedroñeras (1) Foto semanal (11) Fotografías y postales (49) Fotos del Lugar (6) Guerra Civil (10) Habla pedroñera (78) Historia pedroñera (141) Huertas pedroñeras (6) I.E.S. Fray Luis de León (7) Iglesias y ermitas de nuestro pueblo (10) Instituto (1) Inundaciones en Las Pedroñeras (7) Julián Escudero Picazo. (10) La sección de Fabián (182) Libros (1) Libros de las fiestas (6) Libros sobre Pedroñeras (55) Literatura sobre Pedroñeras (36) Lugares emblemáticos (1) Mapas (3) Mata Hermosa (3) Medicina popular (1) Memorias (29) Microrrelatos (9) Miscelánea (8) Mojones (3) Molinos (1) Motes de Pedroñeras (10) Museo del labrador (10) Naturaleza de nuestra Mancha (7) Naturaleza en Pedroñeras (3) Neruda (1) Noticias Pedroñeras (17) Origen del nombre de Pedroñeras (3) Paisajes pedroñeros (1) Palabra de Saturio (5) Patrimonio pedroñero (17) Pedroñeras fuera del pueblo (1) Personajes famosos (33) Platos típicos (2) Pluviometría de Pedroñeras (50) Pregón de las fiestas (2) Pregones (1) Prensa histórica-Noticias históricas (57) Prensa y revistas (3) Promoción (1) Quinta 69 (2) Quintas (2) Recetas pedroñeras (4) Refranes con ajo (1) Relaciones de Felipe II (1575) (8) Relatos (3) Reportajes fotográficos (8) Riada del 2009 (1) Rutas pedroñeras (1) Santiaguillo (4) Tesis Mª Pilar Martín Alonso (11) Toponimia (71) Usos y costumbres pedroñeras (14) Varios (10) Viajecetes (3) Vídeos (5) Virgen de la Cuesta (6)

lunes, 30 de octubre de 2017

Bellotas de Pedroñeras: Ya están para comerlas



Sí, ya están aquí; ya han llegado. Y ya las podéis comer. Porque no vamos a negar que Pedroñeras ha sido siempre un pueblo bellotero. Sé que suena mal. Y me vienen a las mientes ahora aquellos tiempos pretéritos en los que yo estudiaba por los Madriles y a mis compañeros de clase les resultaba raro escuchar eso de que yo hubiese probado las bellotas. "¿Pero eso no lo comen los cerdos?", me decían. Y yo callaba, o me defendía diciendo que estaban muy ricas en sazón. Y ellos reían. Y yo, también, pero por dentro: me reía por dentro (o me sonreía) pensando en lo que se estaban perdiendo. Porque en casa las habíamos comido con gusto desde siempre, cuando estaban curadas y cobraban ese sabor tan... sí, tan campesino, tan rústico, tan natural, y quizá poco noble. ¿Pero qué entendía el gusto de noblezas? También pensaba que a los cerdos nosotros les llamábamos "gorrinos", ¿pero qué más daba? No era cuestión de decirlo todo, porque uno parecía que revelaba su rusticidad, eso de "ser de pueblo" que llevábamos tan mal por lo que significaba para algunos, pero que, quizá contradictoriamente, era algo a lo que no renunciaríamos nunca. Ser de pueblo era ser de un sitio íntimo, mucho más que serlo de una ciudad en la que uno no conocía a nadie: eso no era un hogar como sí lo era el pueblo. Pero hablábamos de bellotas.

[Una bellota de bronce -de Riópar; regalo de mi esposa- llevo yo por llavero. En fin, que las bellotas, si uno sabe dar con las correctas, están de vicio, y ni sabor campesino ni na; están gloria bendita, dulces, de sabor amable, y ese sabor contrarresta plenamente los prejuicios que nos podamos imponer desde la ignorancia. (Y crean adicción, proclamo)].

viernes, 27 de octubre de 2017

El pan de Belmonte - Memorias de Isidora Pérez Araque (VI)


por Fabián Castillo Molina





Breve introducción

Después de las experiencias narradas por la Pronuana Araque,  tía de Isidora, sobre la necesidad de comer las criaturas en aquellos años cuarenta, nuestra narradora vuelve a sus memorias que conserva intactas y a su capacidad de relatarlas; con tal convicción, que cuando la escuchamos parece que lo que cuenta lo estamos viendo, no importa si han pasado ochenta años desde que ocurrieron los hechos y supongo que igual ocurrirá pase el tiempo que pase.

Añadimos una historia más de aquel tiempo para resaltar esa necesidad de alimento y de qué manera se lo ganaban. En este caso, la narración transcurre con un toque de humor dentro del drama. Y un toque de atención para recordarnos la necesidad de arreglar este mundo de ahora, donde sabemos que hay tanta abundancia y al mismo tiempo tanto derroche y donde millones y millones de niños y adultos sufren el hambre y la sed sin que nadie lo remedie, a pesar de las muchas ONGs que sin duda ayudan, pero sin conseguir el objetivo: Que no haya ni una persona sin alimento cada día, ya sean menores o adultos, independientemente de las causas que motivan la hambruna.

lunes, 23 de octubre de 2017

Las bolas de papel de plata como juguete de juventud, ¿os acordáis?

Imagen tomada del libro de Ruano

Pensaba yo que había sido cosa de nuestra generación, pero compruebo que no, que jugar con las bolas hechas con papel de plata es de una tradición moderna, sí, pero con unas cuantas décadas encima, si es que no podemos hablar ya de un centenar (y pico) de años. Al principio (desde finales del siglo XIX prácticamente) este papel se hacía de estaño y no fue hasta mediados del siglo XX cuando el de aluminio (que no era tóxico) se generalizó sustituyendo, en consecuencia, al anterior. Fue el papel con que, básicamente, se envolvía el chocolate. De modo que, por ello mismo, llegaba a los hogares. Y claro, sin un uso concreto, muchas veces se utilizaba para hacer bolas con las que jugar; bolas que variaban su peso y tamaño dependiendo de para qué se usasen. 

viernes, 20 de octubre de 2017

Dos historias de mi tía Pronuana - Las espigadoras: Memorias de Isidora Pérez Araque (5)


por Fabián Castillo Molina






[Nota previa: En el capítulo anterior, Isidora nos habló de dos casos en los que se ponían de manifiesto dos maneras distintas de conseguir alimentos sin dinero. Citaba el nombre de su tía “Podruana” de buen recuerdo y su prima Isabel. Sería extraordinario tener grabaciones de ambas mujeres, pero solo tenemos una grabación, aunque breve, de la madre, pero en ella, la madre habla de una historia ocurrida a su hija y en la que ella misma y otra de sus hijas, la María, también se involucró. La Pronuana, más conocida por “La Podruana” la de “Canroquis”, entra aquí en juego, porque está en la línea de su sobrina Isidora y además ha sido citada con cariño por ella. Este capítulo de memorias va dedicado a esta familia].

martes, 17 de octubre de 2017

La Collalba gris (Oenanthe oenanthe): Aves de nuestra Mancha 5 (fotos originales)

Collalba gris en la zona de Martín Ovieco (San Blas, Pedroñeras)
23 de septiembre de 2017 (foto de Job Moya)


por Job Moya Peraira




Durante las últimas semanas de septiembre y primeras de octubre, irrumpe en nuestros campos un ave de la familia de los túrdidos (mirlos y zorzales), que aprovecha el “sol del membrillo” para atiborrarse de insectos antes de que lleguen las escarchas. Cría en toda Europa, incluso en zonas árticas, la mitad norte de la península ibérica y montañas del este. Los individuos que pueden verse ahora, se dirigen hacia sus áreas de invernada, que son las montañas y zonas rocosas con praderas del África Subsahariana, desde Senegal hasta Kenia.

domingo, 15 de octubre de 2017

II Carrera contra el cáncer en Las Pedroñeras (2017): Reportaje fotográfico


(Pinchad sobre las fotos para verlas ampliadas)


Como el pasado año (se hizo en diciembre entonces), la marea rosada contra el cáncer transitó por las calles de Las Pedroñeras en un recorrido organizado (por la asociación El Árbol de la Vida principalmente) cuyo número de participantes rondó, también como en 2016, las 3.000 personas. "Anda, corre contra el cáncer" ha sido el acertado lema. Participar significaba donar 5 euros y, con el dorsal individual, unirse a esta "fiesta" contra esta especie de epidemia que está asolando nuestro actual mundo, nuestras familias y corazones. Es el mal del siglo, la peste de esta era en que nos ha tocado vivir. Toda colaboración es poca para apoyar a las personas que lo sufren y a las organizaciones que promueven el apoyo a esta justa y necesaria causa. Un 10 para todos. Soleado y con unas temperaturas inéditas para este teresiano día.

sábado, 14 de octubre de 2017

Por un puñado de espárragos. Capítulo 4 de las memorias de Isidora Pérez Araque


por Fabián Castillo Molina






Después de los tres capítulos primeros en tono melodramático, creo necesario introducir uno que nos haga sonreír a pesar de lo que lleva dentro, parece que está contado tirando a comedia, pero es necesario leerlo para poder opinar.

lunes, 9 de octubre de 2017

El criminal de Pedroñeras (así se habla en Pedroñeras)



Quien haya disfrutado ya de esa obreja que se publicó el pasado año sobre el habla de Las Pedroñeras, habrá reparado en esta peculiar palabra: criminal (está entre cribón y criollo). Hay palabras que la mayoría de los pedroñeros utiliza con significados diferentes a su uso habitual sin ser muchas veces consciente de ello. Si uno busca su significado en el diccionario académico, comprobará que por ningún lado aparece la acepción pedroñera, esto es, el sentido que aquí le damos.

viernes, 6 de octubre de 2017

Las injusticias de entonces... y las de ahora (en la cárcel de Uclés) - Memorias de Isidora Pérez Araque (3)



¿Por qué tienen que cargar los hijos con los hechos y responsabilidades de los padres? 

por Fabián Castillo Molina






La siguiente entrega tiene una carga especial de sentimientos y es más delicada que las dos entregas anteriores. Por tanto se advierte que debe leerse más despacio (“como beben agua las gallinas”, según decía Enrique Tierno Galván). Debe leerse pensando realmente en las palabras de Isidora y el sentimiento que toda su vida ha tenido presente sobre las injusticias sufridas. Trata del dolor intenso que causa el comportamiento de la sociedad y los injustos tratos infligidos a los menores como consecuencia del proceder de los padres, aunque la causa fuera justa y legítima. Si al final fueron los perdedores…

miércoles, 4 de octubre de 2017

Lluvias registradas en Pedroñeras en el verano de 2017: junio, julio, agosto y septiembre



Tenía algo descuidado este apartado, pues desde el mes de mayo no os dejaba los datos registrados por mi padre sobre las precipitaciones pedroñeras mes a mes. Perdonen sobre todo aquellos que sé van apuntándolas también como aficionados a tener almacenados estos datos tan importantes para nuestra agricultura local (por no hablar de nuestra subsistencia como seres vivos). En verano no suele llover demasiado. De hecho ya habréis ido comprobando que normalmente los meses de julio y agosto suelen aparecer en blanco. Este año llovió, pero mal llovido, por lo que pocos de estos litros llegarían al subsuelo de nuestros acuíferos, tan necesitados del líquido elemento. Sumad los litros que se han recogido este momento durante 2017 y veréis que la cosa anda malita. Que en septiembre no haya llovido NADA creo que es algo inédito desde que hay registros (en lo que yo conozco). Y lo peor es que el mes de octubre se prevé seco (ya lo está siendo). Lo que sea lloverá, o no. ¡Ay! Habrá que ir desempolvando los santos. Bueno, al grano; por aquí van los datos mes a mes y día a día.