Etiquetas

Adivinanzas (1) Ajos (53) Anécdotas (1) Antropología médica (2) Arqueología (1) Artículos en otros medios (4) Artículos en Pedroñeras 30 Días (71) Aviador Laureado Félix Martínez (7) Basura Espacial (9) Belmonte - por Miguel Ángel Vellisco (120) Bodegas antiguas (1) Calendarios (1) CALLEJERO (14) Cancionero (56) Carlos Martínez Rubio (1) Censo - Población (20) Chozos (3) Creencias pedroñeras (2) Cuentos y chascarrillos (4) Curiosidades (29) El rincón de Teresa (20) Entrevistas (11) Fiestas (17) Folclore (2) Folclore infantil (30) Fósiles en Pedroñeras (1) Foto semanal (11) Fotografías y postales (49) Fotos del Lugar (6) Guerra Civil (10) Habla pedroñera (76) Historia pedroñera (141) Huertas pedroñeras (6) I.E.S. Fray Luis de León (6) Iglesias y ermitas de nuestro pueblo (10) Instituto (1) Inundaciones en Las Pedroñeras (7) Julián Escudero Picazo. (10) La sección de Fabián (177) Libros (1) Libros de las fiestas (6) Libros sobre Pedroñeras (54) Literatura sobre Pedroñeras (36) Lugares emblemáticos (1) Mapas (3) Mata Hermosa (3) Medicina popular (1) Memorias (27) Microrrelatos (9) Miscelánea (8) Mojones (3) Molinos (1) Motes de Pedroñeras (10) Museo del labrador (10) Naturaleza de nuestra Mancha (5) Naturaleza en Pedroñeras (3) Neruda (1) Noticias Pedroñeras (17) Origen del nombre de Pedroñeras (3) Paisajes pedroñeros (1) Palabra de Saturio (5) Patrimonio pedroñero (17) Pedroñeras fuera del pueblo (1) Personajes famosos (33) Platos típicos (2) Pluviometría de Pedroñeras (47) Pregón de las fiestas (2) Pregones (1) Prensa histórica-Noticias históricas (57) Prensa y revistas (3) Promoción (1) Quinta 69 (2) Quintas (2) Recetas pedroñeras (4) Refranes con ajo (1) Relaciones de Felipe II (1575) (8) Relatos (3) Reportajes fotográficos (8) Riada del 2009 (1) Rutas pedroñeras (1) Santiaguillo (4) Tesis Mª Pilar Martín Alonso (11) Toponimia (71) Usos y costumbres pedroñeras (14) Varios (10) Viajecetes (3) Vídeos (3) Virgen de la Cuesta (6)

lunes, 19 de junio de 2017

Rita Maestre, el Colegio Menor Alonso Ojeda de Cuenca y Las Pedroñeras


por Saturio Ballesteros Ramos


Notas al hilo de la última moción de censura.

PROFANACIONES: BIENVENIDAS, SI… ( De “ Podemos “ en Cuenca y la (pequeña) memoria histórica).

Avenida de San Ignacio de Loyola nº  13, frente al  nacional “Parque de Carrero”.

Hemos de subir 6 escalones frente por frente de la pesada puerta doble. 

Está ahí desde antes de los años 60 y pocos (posiblemente nacida en los 50).

Cuando yo llegué a esta casa con 11 cortos años, siempre en caracteres dorados, sobre la fachada un rótulo rezaba así: Colegio Menor Alonso de Ojeda y era una institución educativa auspiciada por el Frente de Juventudes, sección Colegios Menores y Residencias.


Imagen  del Salón de Actos/Capilla de la R.U. “Alonso de Ojeda”, sede del acto.


Establecido a pocos metros también estaba (y está, aunque cerrado) el Colegio Menor femenino María de Molina, que era su hermano gemelo para las chicas.

Hoy  aunque  continúa perteneciendo a la Consejería de Educación de la Comunidad de Castilla-La Mancha tiene gestión privada: una empresa de gestión de comunidades residenciales, radicada en Albacete (¡Cómo cambia la historia!).

Albergó a un total de poco más de doscientos alumnos residentes en régimen de internado, para alumnos de toda la provincia y algunos de fuera.

Por ella pasaron como directivos y/o educadores, ilustres hombres del Movimiento que abrieron paso a  hornadas  de muchachos pueblerinos, como  yo mismo, de los que domesticaron sus juveniles impulsos en aras de un mayor conocimiento y personal desarrollo por vía de la docencia gubernamental impartida por el Ministerio de Educación de la época, léase para Cuenca,  Instituto Nacional de Enseñanza Media “Alfonso VIII” y la Escuela de Maestría Industrial, fundamentalmente. Para los avanzados, Magisterio. Todavía nada de Universidad.

Esta edificación dispuso de unos amplios terrenos anejos, utilizables polideportivamente y para actos, que se extendían bordeados por el entonces llamado Edificio de Falange (hoy institucionalmente dedicado a alojar, junto con nuevas  ampliaciones, varias Delegaciones Provinciales) y en su costado derecho también por la Escuela Normal de Magisterio de Cuenca y Escuelas Anejas (edificio hoy demolido, como también lo ha sido el del ya citado Instituto, a excepción de su fachada principal, según parece, y nadie sabe por qué razones todo este armagedón  urbanístico). 

Tales dotaciones hoy reducidas al mínimo y fagocitadas por lo que constituye un parking oficial, permitían y estaban dotadas para la práctica múltiple de deporte, como digo, con uso para los alumnos residentes y campeonatos deportivos  de rango local. También había un hermoso frontón, similar al del Grupo Escolar que teníamos aquí en Pedroñeras.

El ornato que remataba tales terrenos, estaba constituido por el triple abanderamiento de rigor, de todo lo público en aquel entonces, de los años 60 (Cruz de San Andrés, Enseña Nacional con su gran águila negra y Bandera  de la F.E.T. y de las  J.O.N.S.), ante las cuales los colegiales residentes y sus “mandos”, en correcta  formación castrense, ataviados con el llamado’ uniforme de paseo’, honrábamos a la Patria y a sus líderes civiles  y eclesiásticos circunstanciales.

Cada vez que se formaba, al romper filas, se lanzaban los tres vivas de rigor y se entonaban himnos patrióticos y caralsoles, y ello se llevaba a cabo todos los domingos y fiestas de guardar, antes de la Santa Misa y el desayuno, sin excepción.

PUES BIEN… En el “Sancta Santorum” de esta institución, tuvo a bien celebrarse, poco ha, un acto insólito del que pude ser testigo, a saber:

El sábado 21 de enero de este año a las 19:00 horas en el lugar denominado Salón de Actos (Por años: Capilla/ Salón de Actos) tuvimos los asistentes ocasión de escuchar los alegatos de Podemos (Cuenca), bajo el título de Cambio de Ciclo: la transversalidad en lo municipal, en boca de D. Jorge Moruno (responsable de discurso de Podemos) y Dña. Rita Maestre (Portavoz del Ayuntamiento de Madrid).




Acto este al que nosotros  atribuimos el carácter de un duplicado paralelismo con la previa actividad “profanadora” de la última persona citada, cuestión esta que voy a pasar a justificar.

Estos son los hechos:

El local  y estrado,  y sobre todo  escenario de la comparecencia,  permanecen fieles a su antiguo aspecto y localización, así como en cuanto se refiere a su uso original, pues el  mismo mantiene un vano o hueco central que, en virtud del uso de una doble puerta corredera, permite habilitar de inmediato el área como Capilla religiosa dedicada al culto católico, apostólico y romano, con su sagrario incluido.

Zona por cierto, ennoblecida ya, desde entonces, por distrutar de una auténtica obra de arte como elemento decorativo: los incomprensiblemente olvidados (y aún maltratados) murales en técnica cerámica creados por el  artista conquense Pedro Mercedes, del que solo de forma fugaz, se vuelve a rescatar la memoria ahora.

Tal espacio tuvo su época gloriosa que se cumplió al ser utilizada, en su ministerio, durante años y años, por D. Felipe Perea Serrano, recordado y ecuménico pater oriundo de Sta. María  del Campo, de acomodada familia quien, de hecho, se alojaba en el centro, como un residente más y así nos colmó de sabatinas, salves y hasta de algún que otro tedeum, a lo largo y ancho de nuestro bachillerato.

Por todo ello, me reitero en afirmar que es para mí un hecho aceptado el que dicho espacio arquitectónico constituye hasta el día de hoy un “espacio sagrado” inalterado.

Y de ahí el paralelismo citado. Pues Rita Maestre, señoría electa, vuelve impenitente (¿compulsiva actividad exorcitadora?) a mancillar o profanar con su presencia y discurso un lugar que fuera de culto por aquellos portadores de una mentalidad tal que en su  mayor benevolencia no iban más allá de admitir que la Dialéctica no era otra cosa que una encubierta añagaza filosófica del comunismo.

Y es que esta dama  (heredera, quizá, de los haceres de los que fueron horda roja un día, de seguro y cuando menos, izquierdosilla), vuelve así a llenar de ultraje conceptual una sala duraderamente momificada bajo el fluir de los bálsamos ideológicos de la etapa franquista (!Después de haberlo hecho  ya, como sabemos, en Madrid¡).

Eso sí, esta vez lo hace correcta y enteramente vestida (y con un discurso sensato y socialmente cuidadoso en sus palabras). Quizá  por ello, o por venir en compañía más sosegada, no se rasgó esta vez el velo del Templo, en el antiguo feudo de Monseñor Guerra Campos.

Cuento esto para dar fe de como parecería, pues, que nuestra Cuenca empezara a adaptarse a los tiempos  políticos  actuales, en que  podrían comenzar a soplar Nuevos Vientos (¿Del Pueblol ?). 

Pues si este fuera el caso, la pregunta pertinente (o impertinente, según se mire) debería ser la siguiente: ¿los auspiciará la misma persona que en 2011 fuera imputada por su participación “acting out” en una protesta contra la presencia de edificios religiosos en la Universidad Complutense de Madrid?

Maestre-Capilla-Sujetador: Regurgita Google cuando consultas sobre cómo fue la cosa. Y ante tan empañador “mantra” parece habríamos de exigir claridad, prudencia de pensamiento político a su referenciada y socios, aparejada inapelablemente de un más que cuidadoso manejo de sus prácticas, es decir, de las formas.

Aplicable a todo el grupo de Podemos: íntegro o por dividir [parece que perviven sus siempre larvadas  (o explícitas) desavenencias].

Resulta, entonces, que en cuanto a  recomendar Profanaciones como sahumerio salutífero para hacer un exorcismo a los viejos tiempos de dictadura, solo aceptamos  las  dirigidas a lo inequívocamente inexpugnable. 

Con táctica incruenta (tolerancia cero a la puesta en escena expresionista) en el ataque a las aberraciones del pasado, dado que, como tan bien se evidencia en el caso del que hacemos mención: ya el mero paso del tiempo en  el seno de la auténtica Democracia las inhabilita todas, cayendo por sí solas de forma natural y simple en la propia necesidad de avance positivo, echando por  los suelos todos los viejos ídolos  pero sin  aspavientos innecesarios.

Por ello, se me  suscita un ruego:

Si, irremediablemente, de profanar, como último recurso político, se tratase, nunca recurrirse debe a  montar el caballo de Atila, que parece que queda un poco feo.

Hágase siempre, si es que preciso fuera hacerlo, con completa vestimenta y sin sobreactuación que, lo que es en Cuenca al menos hace bien de frío la mayor parte del año… (incluso para los que por lo regular vamos vestidos).

Y ¡sería una pena “resfriarse” en plena representación de un buen Texto político, sin alcanzar el desenlace  tan deseado del Progreso Social para todos… por una cuestión tan efímera! (Es decir,  una cuestión de” un quítame allá esos sostenes”).

Tomen nota todos los primerizos políticos.

N.B.: En el mencionado Colegio Menor “Alonso de Ojeda” actual Residencia Universitaria, se alojaron y llevaron a cabo sus estudios, en la época mencionada y procedentes de  Las Pedroñeras, y podrán dar fe de mis afirmaciones , los siguientes personas:

Francisco Algaba Bacete (q.e.p.d.), Julián Arellano Navarro; Francisco Luis de la Osa (q.e.p.d.), Benjamín Calvo Ruiz, Vicente Izquierdo, José Carlos Guijarro Martínez; Luis Pacheco, Teodosio Pérez Guijarro. Juan José Ruiz Carrión Juan Jesús Santos y Segundo Santos. Y seguro que alguno más con el que ya no coincidí y que ruego me disculpe.



1 comentario:

  1. Yo, Jesús Collada Justo, también coincidí sobre los años 1956-1957 ó 1958 (no recuerdo exactamente) con los alumnos citados. No procedía yo de Las Pedroñeras, nací en la localidad de Loranca del Campo (próxima a Huete). Y aún a mis 72 años recuerdo a Francisco Algaba con gran claridad. No estábamos en el mismo curso, pero sí la convivencia en el colegio nos hizo coincidir en el espacioso patio que entonces existía y en la sala de juegos y lectura, además del comedor.

    ResponderEliminar